Descubre los retos y oportunidades que han surgido para los negocios mexicanos durante la pandemia de Covid-19.

Durante el confinamiento implementado para aminorar los contagios de la Covid-19, el panorama para los negocios mexicanos era algo gris e incierto. Sin embargo, pronto nos dimos cuenta que también habría ventajas y nuevas oportunidades de crecimiento que en situación normal no se habrían presentado.

No importa el giro ni el tamaño del negocio, desde las tienditas de la esquina hasta los grandes supermercados, pasando por gimnasios, hoteles, bares, tiendas de ropa, de electrónica, bancos y demás, la pandemia los ha transformado a todos.

Te presentamos algunos de los cambios a los que se han tenido que enfrentar los negocios mexicanos para sobrevivir y crecer en esta crisis.

Necesidad imperante de replantearse el modelo de negocios

Ante la crisis, el distanciamiento social y la nueva normalidad todos los negocios mexicanos que quieran sobrevivir se verán en la necesidad imperante de replantear su modelo de negocios, es decir deben reimaginar y transformar la forma en que generan sus ganancias.

Este cambio es necesario especialmente entre aquellos que ofrecían servicios en lugares concurridos y cerrados como los de la industria restaurantera, cines, teatros, gimnasios y hoteles, pues son los que se verán afectados por más tiempo.

Los empresarios tienen que pensar en primera instancia en cómo recuperar sus fuentes de ingresos, y después pensar en cuál es la esencia del servicio que ofrecen y cómo pueden transformarlo para seguir en el mercado, por ejemplo, para muchas fondas y restaurantes la solución fue inscribirse a plataformas de entrega a domicilio como Uber Eats, Rappi o Sin Delantal; por su parte, productores de teatro optaron por ofrecer funciones en línea, mientras que algunos cines ofrecieron funciones de auto cinema.

El auge de los comercios en línea

La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) afirma que 5 de cada 10 empresas con ventas online están duplicando su crecimiento, en lo que va de la contingencia y 2 de cada 10 registran un aumento del 300% del volumen de ventas.

En efecto, la crisis que supuso el Covid-19 aceleró la transición de México al comercio electrónico. Para los comercios que ya ofrecían sus servicios online, el cambio significó un crecimiento importante y un afianzamiento en esta forma de comercio.

Sin embargo, el verdadero reto es para las empresas mexicanas que no tenían una presencia en Internet o no ofrecían sus servicios a la distancia, pues necesitan hacerse de nuevas estrategias que los ayuden a la transición digital, esto supone una inversión importante en tiempo récord; cambiando su estrategia de marketing y la forma de llegar al cliente.

Retos de los eCommerce

A pesar de las ventajas que ofrece estar presente en la web, no todo es miel sobre hojuelas, pues la aceleración del comercio a través de Internet supone ciertos retos, que si no se superan pueden marcar un declive significativo en las empresas.

Aquí te enlistamos algunos de los retos que hay que superar:

Formas de pago es una parte importante para el intercambio comercial. No hay vuelta de hoja, los negocios deben garantizar la seguridad de los compradores para generar confianza y quitar los prejuicios al respecto; por suerte, ya existían varias herramientas en las que la gente ya confía, como Mercado Pago y PayPal.

Por su parte los bancos se dieron cuenta de esta necesidad y se apresuraron a mejorar sus aplicaciones y ofrecer tarjetas digitales especiales para la compra en línea, para que los cuentahabientes tuvieran la sucursal en sus manos; esto genera mayor confianza para hacer las transacciones tanto para los negocios como para los clientes.

La entrega es una parte importante de la logística de ofrecer servicios en línea. Entregar en tiempo y forma gana la confianza del cliente, no importa que el producto sea más barato que con la competencia o que la experiencia de compra sea sencilla, si el producto no llega en los días acordados, probablemente el cliente no vuelva a comprarlos. Muchos negocios han optado por implementar su propio servicio de mensajería o bien subir su contenido a plataformas como Rappi.

Amazon y Mercado Libre siguen siendo excelentes plataformas si eres un artesano o elaboras los productos que vendes, porque te ayudan en esta parte de la logística y muestran tus productos a más clientes.

La automatización en diferentes pasos de las cadenas de producción será necesaria para las empresas que no pueden permitirse detener su producción por mandar a sus empleados a una cuarentena.

Desde hace varios años hemos visto cómo los algoritmos, los drones y los robots pueden sustituir la mano de obra y seguramente después de esta crisis muchas empresas optarán por usarlos ante la posibilidad de nuevas olas de contagio que obligan a nuevos confinamientos.

La incertidumbre en el futuro es uno de los problemas más importantes para transformar un negocio convencional en un eCommerce pues el auge actual de esta forma de comerciar no garantiza que siga así en un futuro. El proceso puede resultar muy costoso y los dueños pueden terminar por desistir si no ven claro el futuro para el comercio en línea.

La nueva normalidad, la comunicación y el trabajo en casa

Una parte importante en todas las empresas es la comunicación entre los empleados y los involucrados en la cadena de negocios, no importa si están o no en Internet, los empleados necesitan comunicarse entre ellos para sacar el trabajo a flote.

El confinamiento y la obligación del trabajo en casa dificulta más esta parte tan necesaria para que los negocios funcionen día a día, incluso hoy, que las medidas de distanciamiento social se han relajado, parte de la nueva normalidad sigue siendo el home office.

Por suerte, previo al confinamiento, en el mercado ya existían diversas plataformas que permitían reuniones virtuales y videoconferencias, como Zoom, Meet y la ya clásica Skype, incluso algunas ofrecieron sus servicios plus de forma gratuita.

Sin embargo, este cambio supuso nuevos retos para los empleados, sobre todo para los menos familiarizados con estas aplicaciones, y para los encargados del área de tecnología de cada empresa, pues tuvieron que implementar las herramientas necesarias para lograr la comunicación a distancia.

Seguramente, hoy en la nueva normalidad para muchos negocios mantener un esquema de trabajo híbrido, es decir trabajo en la oficina y en casa, será necesario, pues se ha visto que puede representar una reducción significativa en los gastos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos modelos de trabajo pueden afectar el ambiente laboral, pues es más difícil que los empleados desarrollen un vínculo con la empresa y cohesión entre sus compañeros.

Por supuesto las áreas de trabajo, es decir los espacios físicos, también se verán afectados, será necesario mantener una distancia segura entre trabajador y trabajador, o por lo menos poner barreras físicas entre ellos, por lo que varias empresas tendrán la necesidad de remodelar los espacios de trabajo.

Las medidas de higiene son un gasto que los negocios tienen que tener en cuenta, ya sea para sus instalaciones y empleados; o para sus clientes. Diferentes gobiernos locales en México están permitiendo la reapertura de oficinas y comercios solo si cuentan con estrictas medidas, por lo que será necesario invertir en sanitizaciones periódicas de las instalaciones, alcohol en gel, termómetros en puntos estratégicos; incluso, si el presupuesto lo permite, pruebas de covid-19 para los empleados, que garanticen un establecimiento libre del virus.

Los pequeños comercios convencionales

A pesar de la rápida transformación de varios comercios y de las facilidades tecnológicas para hacerlo, en México siguen existiendo pequeños negocios, sobre todo de carácter local, que por diferentes razones no pueden hacer esa transición tan necesaria para sobrevivir esta crisis.

Nos referimos a las famosas tienditas de la esquina, las fondas, las taquerías, las cocinas económicas y otros tantos comercios que son parte de la diversidad comercial de nuestro país.

Por suerte, gracias a las redes sociales los pequeños comercios han hecho publicidad y han procurado la entrega a domicilio contratando mensajeros. Incluso los propios consumidores impulsan campañas en favor del consumo local, por ejemplo en Facebook existen varios grupos que hacen publicidad de los negocios de la colonia.

Este tipo de soluciones da esperanza a estos negocios para que sobrevivan a la pandemia, un buen ejemplo es la aplicación Click Abasto en donde los locatarios de la Central de abastos ofrecen sus productos y los entregan a domicilio.

Aunque el nuevo coronavirus ha puesto en jaque a los negocios mexicanos, el avance tecnológico les ha permitido sobrevivir a este nuevo reto. Sin duda, la clave para el éxito es transformarse, reformar los modelos de negocio y sobre todo entender que los hábitos de consumo de sus clientes han cambiado.

Escríbenos en las redes sociales si has comprado más en línea durante la cuarentena, o si tienes un negocio, ¿qué aspectos de éste has cambiado?