El paso a paso para tener tu página web, desde cero y sin saber programar.

Hacer una página web funcional para tu emprendimiento o para tu negocio es una de las tareas más importantes, piensa en ella como un local en una muy transitada avenida, por lo que seguramente querrás que sea una página llamativa, funcional y profesional.

Si aún no la tienes porque piensas que debes tomar años de cursos de programación o contratar un séquito de expertos que te cobran carísimo para hacerla por ti, te podemos decir que hoy no es necesario hacer esto, pues existen varias formar de hacer una página web por ti mismo, o por lo menos sin saber programar.

Por eso, aquí te presentamos una guía para que el proceso de hacer tu página web sea más llevadera.

1. Elige y registra un dominio

Antes de que empieces a preocuparte por el diseño y el contenido de tu futura web, es necesario que te dediques a crear y registrar un dominio propio. Recuerda que el dominio es la dirección que aparece en la barra de búsqueda de los navegadores y sirve para identificar tu sitio web.

Una dirección de dominio está conformada por dos elementos: el nombre propio y una extensión, que puede ser de geolocalización como .mx, .es, o .ar; o que indique el tipo de negocio, por ejemplo .com, .net, .org o .edu.

Recuerda que hay algunos consejos para elegir un buen dominio como: escoger un nombre corto y fácil de recordar, no usar abreviaturas y, muy importante, comprobar si el dominio que elegimos está libre. Esto último lo puedes hacer utilizando la herramienta Whois.

Una vez que has elegido tu dominio y comprobaste que esté disponible, es momento de registrarlo. Para encontrar un distribuidor acreditado de .mx puedes entrar aquí. Revisa los precios en cada una y valora cuál es más conveniente para tu proyecto y presupuesto, también es conveniente que elijas la misma plataforma para el hosting.

No importa qué proveedor elijas, cualquiera te pedirá rellenar un formulario en línea en el que tienes que ponerte como administrador del dominio y no al programador o diseñador de la página, para que no tengas problemas legales.

2. Contrata el servicio de hosting

Otra parte importante antes de tener tu página web es contratar un servicio hosting. Quizá te preguntas qué es y para qué lo necesitas. Imagina que tu web es como el local de un negocio convencional, el hosting sería la calle en donde se ubica este local.

Un servicio de hosting es el pago por alojamiento en Internet; es decir, estás contratando a una empresa para que te alquile un espacio en sus servidores para que guardes los archivos y datos que permiten funcionar correctamente a tu sitio web.

En la mayoría de los casos puedes contratar el servicio de alojamiento en las plataformas de registro de dominio, pagando un extra.

Puedes sospechar que del hosting también depende el correcto funcionamiento de tu web. Elegir el incorrecto puede traerle muchos problemas a tu web, como que no cargue las imágenes, tenga problemas con los plugins o que simplemente tu página no abra.

Aquí te damos algunos de consejos para que elijas el hosting correcto:

El web hosting compartido que significa que varias páginas web se alojan en el mismo servidor, es el más común y accesible en cuanto a costos, es ideal si tu página no requiere características muy complejas.

El Servidor Privado Virtual (VPS) es un servidor que puedes usar como si solo fuera tuyo. Es más flexible y potente que uno compartido, pero la desventaja es que es más caro.

El último es el web hosting de servicio dedicado es un tipo de servicio en que no comparte el servidor con otra página web. Es el más flexible y puedes usar el sistema operativo que necesites. La desventaja es que necesitas conocimientos técnicos profesionales para usarlo y darle mantenimiento, además el costo es mucho mayor.

Otra cosa que tienes que valorar para escoger el hosting ideal es el sistema operativo del servidor. Para esto tienes dos opciones Windows y Linux.

El primero, el alojamiento con sistema operativo Windows, es ideal para sitios que usan ASP y ASP. NET y en general para las páginas construidas con HTML. Mientras que el hospedaje Linux es recomendado para páginas creadas con lenguaje de programación PHP; es decir, en general para las páginas construidas por WordPress.

Por supuesto, también tienes que elegir a un proveedor que te ofrezca entre uno y cinco gigabytes de capacidad de almacenamiento. Si estas elecciones te parecen agobiantes, no te preocupes la mayoría de proveedores te ofrecen asesoría técnica.

3. Elige la plataforma

Hoy en día no necesitas saber programar para tener tu propia página web. Existen muchas plataformas en línea que te permiten crear una página sin ningún conocimiento de programación, por ejemplo: Duda, Magento, PrestaShop, Weebly y WordPress. Todas ofrecen una versión gratuita.

Antes de decidirte por una tienes que revisar que te permitan implementar plugins en tu web, es decir funciones adicionales como una tienda o un sistema de suscripciones.

Además, algunas se especializan en diferentes tipos de páginas por ejemplo si te interesa una página corporativa puedes usar Wix, WordPress o Duda; pero, si buscas una página para venta online puedes usar PrestaShop, Magento o el mismo WordPress.

Por eso, es importante que tengas en claro el tipo de sitio que necesitas para tu negocio, antes de empezar a diseñar.

No importa qué plataformas elijas todas ellas las puedes usar sin saber programar, pues tienen un interfaz muy gráfico, sólo tienes que seleccionar y arrastrar los elementos que necesites.

Es muy importante que reconsideres hacer tu página en una plataforma que te promete tenerla gratis, pues no es conveniente porque al final son plataformas que no te permiten tener un dominio ni hosting propio, lo que hace más difícil posicionarte en Google.

La plataforma más famosa para crear páginas web es WordPress, pues permite crear cualquier tipo de sitio web, soportando diferentes plugins y tiene más de 6,000 plantillas. Te parecerá increíble, pero incluso webs como las de CNN, Disney o New York Times, están construidas con esta herramienta.

Así que no subestimes la capacidad de esta plataforma; por eso, aquí te dejamos una guía rápida para hacer tu web con WordPress.

4. Empieza a crear tu página web en WordPress

  • Descarga e instala WordPress. Para empezar descargar el programa desde https://es-mx.wordpress.org/download/  o la aplicación para tu móvil desde la PlayStore o la Appstore.
  • Elige el tema y diseño de tu web, de uno de las 6,000 plantillas totalmente personalizables desde la sección Apariencia, que está en el panel de control.
  • Agrega el contenido que necesites. En la biblioteca de medios sube las imágenes, videos y sonidos que necesitarás en toda tu página.
  • Crea las secciones de páginas y entradas que necesites. Recuerda que las páginas son el contenido más básico en tu web, regularmente tienen un contenido estático, por un periodo largo, por ejemplo, las pestañas de “Historia”, “Misión” y “Visión” agrega el texto e imágenes que necesites. Por su parte, la sección de entradas se refiere a la parte de tu página web que puede ir cambiando periódicamente, por ejemplo, noticias o post sobre nuevos productos.
  • Agrega plugins y extensiones, en la sección de Plugins selecciona añadir nuevo y elige entre los que ya vienen instalados o instalar nuevos. Esto te ayuda a darle funciones especiales a tu página web. Algunos de los más usados son: Yoast SEO  que te ayuda a posicionarte en los buscadores agregando meta títulos a tu contenido. WooCommerce que te permite transformar tu página en una tienda virtual. Contact Form 7 que te ayuda a estar en contacto con tus clientes, pues les entrega un formulario para rellenar.

5. Pública y monitorea tu página

Ya que tienes elaborada tu página y estás conforme con el diseño es el momento de publicarla. Sin embargo, tu trabajo no termina aquí, pues tener una página web es un trabajo constante de revisión, corrección y actualización, así que no la descuides y sigue mejorándola poco a poco.

Con esta guía tienes los pasos generales para que pierdas el miedo y pongas manos a la obra para crear tu página web con un hosting y dominio propio.

¿Qué te ha parecido la guía? ¿Estás listo para comenzar a crear tu página web?