Te presentamos una guía muy completa que te ayudará a dar los primeros pasos para fundar un negocio rentable en Internet.

Si te has decidido a emprender en el mundo digital o si te has decidido a dar el siguiente paso en tu negocio y llevarlo a la red, seguramente estarás algo confundido y no sabes bien cómo empezar, por eso aquí te presentamos una guía que te puede ayudar a dar los primeros pasos para fundar un negocio rentable en Internet.

No importa cuál sea el nicho de mercado al que te dediques, ser un eCommerce trae nuevos retos, pero sobre todo grandes ventajas, que se pueden resumir en presencia 24/7 y una zona de influencia más amplia.

Estar presente en Internet significa que los clientes pueden acceder a tu negocio las 24 horas del día, los 365 días del año, desde la comodidad de su hogar, algo que es casi imposible para un negocio tradicional, además es un escaparate para darte a conocer a quien sea, no solo a tus vecinos cercanos.

Consejos y guía para empezar tu negocio por Internet

Ahora que tienes claras las ventajas de estar en línea, es hora de empezar a planificar tu estrategia para incursionar como un eCommerce. Si eres de los afortunados y ya tienes bien definido tu plan de acción, este post te puede ayudar con algunos consejos extras. Pero si no eres de estos afortunados, seguramente tienes muchas dudas de cómo empezar.

Aquí tienes algunos consejos y pasos para llevar a tu negocio a Internet:

1. Planifica

Define bien cuáles son tus metas, qué tipo de producto ofreces, cuál va a ser tu nicho de mercado, quién es tu público objetivo.

Piensa que tendrás más suerte si tienes una audiencia y nicho de mercado específico, además estas características son más valoradas para el posicionamiento en buscadores, pues si estás en un mercado más abierto terminarás compitiendo con gigantes del eCommerce como Mercado Libre, Amazon, Wish, o eBay.

Por ejemplo, si quieres poner un negocio de artículos deportivos, es mejor que te promociones solo como vendedor de artículos para baseball, pues un nicho de mercado más estrecho que puede posicionarse mejor en buscadores.

Piensa también a quiénes quieres venderle y si, por el momento, puedes hacerlo; pues no es lo mismo que tus clientes estén en determinada ciudad o ciudades o que estén a nivel nacional ya que la inversión y logística serán diametralmente diferentes.

2. Registra tu nombre de dominio

Antes de tener el diseño de tu página web o de tener la planeación completa de tu negocio, registra tu dominio, pues quizá, para cuando tengas todo listo, ya sea demasiado tarde y el dominio ideal ya esté ocupado.

Recuerda que tu dominio es el nombre que te representa en Internet, en este blog encontrarás diferentes entradas con consejos valiosos para elegir el dominio perfecto.

3. Diseña una página web

Tener una página web es la tarea más importante y a la que debes dedicarle mayor atención, pues será el contacto más importante que tengas con los clientes; es el equivalente a un local para los comercios tradicionales.

De su diseño dependerá el éxito de tu negocio. Puedes hacerlo por ti mismo, incluso sin tener muchos conocimientos, a través de plataformas como Wix, Duda o GoDaddy, lo mejor es usar la versión premium para que accedas a todas sus herramientas y funcionalidades.

Otra buena opción es que contrates a un diseñador web que te ayude a diseñar tu página web de una manera profesional; que puede elegir los colores, imágenes, links, plugins y demás consideraciones necesarias para que tu web funcione como un eCommerce.

No importa qué camino vas a seguir, tu web debe tener algunas características para tener éxito en la red. Una de ellas es que esté diseñada como una tienda en línea y no solo una página informativa, es decir tu web debe permitir la compra de los productos anunciados desde el primer momento en que se abre y no redirigir a otra.

Agrega un carrito de compra al diseño de tu página web, ya que es una herramienta esencial para los clientes en línea pues les permite guardar las características de un producto para compararlo con otro y un pago rápido de los productos seleccionados.

Tu web debe generar confianza desde el primer momento, para eso es necesario que compres un certificado Secure Sockets Layer (SSL), que son certificados digitales que encriptan la información de tus clientes cuando hacen una compra en línea.

Una vez que tu página esté protegida aparece un candadito antes de la dirección. Este candado es una de las primeras características en las que se fijan los clientes digitales para comprar en una página.

Asegúrate de que tu web esté optimizada para una visualización en dispositivos móviles, pues la mayoría de la gente que navega en Internet lo hace a través de su tablet o smartphone, por lo que tener una página web que no se visualice de forma correcta en ellos puede alejarte clientes potenciales.

4. Asegúrate que tu producto llegue a las manos del consumidor

Si tu negocio está enfocado en la venta de un bien o servicio, la logística de entrega es uno de los pilares de tu negocio. Su complejidad depende del tipo de producto que quieras vender, es decir si es digital o si es físico, pues, por supuesto, no es lo mismo enviar un link de descarga a mil clientes que enviar cientos de paquetes a clientes que están a miles de kilómetros de distancia.

La eficiencia logística, es una de las claves del éxito de los comercios electrónicos, lo más importante es lograr poner el producto en las manos del cliente en el menor tiempo posible, en las mejores condiciones y con el menor costo posible.

Lo más fácil es iniciar en una plataforma de terceros, como Amazon, Mercado Libre, Linio, por mencionar algunas, porque ya tienen una logística probada, no tienes que diseñar una web y no tienes que preocuparte por si el producto le llega al cliente. El inconveniente es que es muy difícil generar fidelidad en los clientes, pues los usuarios de estas plataformas entran buscando el producto y no al vendedor.

Por su parte, vender a través de tu propia plataforma implica mucho más trabajo y dinero, sin embargo, esto se compensa en que puedes generar la fidelidad de los clientes, y, por lo tanto, hacerte de una base de clientes frecuentes que ayudará a posicionar tu web y tu negocio.

Para tener un delivery funcional debes pensar en invertir en los empaques ideales para tus productos, en contratar personal y medios de transporte como, motocicletas, autos y bicicletas.

5. Asegúrate de llegar a la gente que quieres llegar

Fijar un público meta te ayuda a diseñar una estrategia de marketing con un enfoque específico. Es elemental que además de tu web estés presente en las diferentes redes sociales pues éstas tienen mayor flujo de visitas que una web. A tus clientes frecuentes puedes ofrecerles promociones especiales y publicidad a través de sus cuentas de correo.

Si eres creativo y se te da la redacción puedes hacer tú mismo la descripción de tus productos, tomando en cuenta el posicionamiento SEO o bien puedes contratar un copywriter profesional que haga las descripciones lo suficientemente atractivas para vender.

6. Escoge un método de pago

La forma en que tus clientes pagarán por los bienes o servicios es otro de los pilares de tu negocio. El miedo a pagar por Internet es una de las razones por las que muchos posibles consumidores no realizan compras en sitios web; es por eso que debes garantizar la seguridad de los usuarios a la hora de hacer transacciones.

Puedes usar los servicios de terceros como PayPal o Mercado Pago, que ya tienen la confianza de tus consumidores, de preferencia usa una cuenta profesional para que puedas recibir dinero de todas las tarjetas de crédito y débito, además de las tarjetas de regalo. Lo mejor es que implementes diferentes formas de pago.

7. Invierte

Seguramente encontrarás varias publicaciones en Internet que te prometen enseñarte a crear un negocio exitoso desde cero y sin invertir. Lo cierto es que, seguramente, encontrarás la mayoría de las herramientas que necesitas para emprender de manera gratuita.

Sin embargo, estas herramientas a la larga serán más caras y no te darán el impulso que necesitas para despegar en los negocios. Por ejemplo, puede ser tentador hacer tu página web usando las versiones gratuitas de  Wix, Duda, o WordPress, pero el principal problema es que no te dan un dominio propio, por lo que tu posicionamiento en buscadores estará muy afectado, además de verse poco profesional.

Si esperas obtener buenos resultados es mejor que te decidas a invertir y desistas lo más posible de usar solamente las herramientas gratuitas.

8. Contrata profesionales

Igual que con el punto anterior, puede ser muy tentador hacer las cosas por ti mismo, para ahorrar dinero, pero lo cierto es que seguramente perderás valioso tiempo, lo mejor es siempre contratar a profesionales para obtener mejores resultados.

Si tu presupuesto es reducido, una buena opción es contratar trabajadores independientes, a través de plataformas como Freelancer, Workana y Fiverr; ahí encontrarás cientos de profesionales que te pueden ayudar en el diseño de tu página web, el diseño de logos, el copywriting, el marketing, entre muchas otras cosas.

La ventaja de este tipo de contratación es que suele ser más económica que la forma tradicional y más rápida. Si te preocupa que el proceso de reclutamiento te lleve mucho tiempo, puedes pagar en la misma plataforma por un reclutador que te entregará una lista con los candidatos idóneos para el perfil que necesitas.

Estos son los pasos básicos para llevar tu negocio a Internet de manera exitosa. Si tienes algún otro consejo o recomendación no dudes en escribirnos en las redes sociales.