Descubre por qué es importante que dediques tiempo a crear un correo electrónico, o email, personalizado y aprende cómo hacerlo.

A estas alturas todos sabemos la importancia que tiene un correo electrónico o email para la comunicación. Sin embargo, algunos emprendedores y dueños de comercios electrónicos han obviado el papel que juega en la imagen corporativa del negocio. En este post te explicaremos por qué es importante que dediques un tiempo a crear un correo personalizado y cómo hacerlo.

Muchos, quizá tú mismo, estén usando su correo convencional, proporcionado por Gmail, Yahoo u Outlook para su comercio o negocio, sin saber que están cometiendo un error y pueden potenciar su proyecto si invierten en un correo personalizado o corporativo.

Para entender la diferencia entre un correo electrónico tradicional y un correo electrónico personalizado, o corporativo, primero hay que aclarar que cualquier dirección de correo electrónico está compuesta por dos elementos, el nombre de usuario y el nombre del dominio, ambas partes están separadas por una arroba.

En una cuenta de email tradicional el nombre de dominio será el proporcionado por el proveedor de correo más una extensión que indica el lugar y tipo de correo, como .com, .net, .mx, etc.

Mientras que, en un email personalizado la extensión tendrá el nombre de marca o el nombre de tu dominio. Por ejemplo, si una librería necesita crear correos electrónicos para cada uno de sus departamentos puede optar por usar cuentas como: ventas.elaleph@gmail.com, publicidad.elaleph@gmail.com, pero si opta por hacer un correo corporativo o personalizado tendría direcciones como: ventas@elaleph.com, publicidad@elaleph.com.

Ventajas de tener un correo electrónico personalizado

1. Mejora la imagen corporativa

Consolidar una imagen corporativa sólida y formal es una de las tareas más importantes cuando incursionamos en Internet o si tenemos un negocio digital, pues en la web abundan las páginas poco formales que muchas veces generan la sensación de informalidad o peligro entre quienes la visitan.

Tener un correo cuya extensión coincida con tu marca, o con el nombre de tu dominio, es una gran ayuda para darle a tu negocio la formalidad que necesita, pues la gente sabe que un correo electrónico corporativo no es algo que se consigue tan fácil y rápido como un email convencional, por lo que tendrá la seguridad de que no está tratando con un negocio informal o improvisado.

2. Genera mayor confianza

Hoy por hoy el correo electrónico sigue siendo el medio de contacto preferido para el servicio al cliente, incluso es más usado que el teléfono. Por esto será más fácil para tu negocio generar confianza entre tus clientes y proveedores si te comunicas con ellos a través de un correo corporativo, que si lo haces con un correo electrónico convencional.

3. Te da mayor seguridad

La seguridad es un elemento fundamental durante la comunicación con tus clientes y proveedores y esta es, precisamente, otra de las ventajas de los correos corporativos, que suelen brindar opciones como firewall, antivirus y filtros anti-spam que te permiten proteger la información compartida a través de ellos de virus o ataques informáticos.

4. Ayuda a la publicidad

Tener diferentes opciones de publicidad para tu negocio siempre es bienvenido y una cuenta de correo electrónico personalizada puede trabajar a tu favor en ese aspecto. Si bien no es un medio de publicidad ex profeso, un email de este tipo puede ser de mayor utilidad que uno convencional por dos razones:

Por un lado, puedes hacer email marketing, pues para realizar campañas de este tipo necesitas que tu correo esté ligado a un servidor desde el cual se manden los correos a los clientes, además te permiten organizar tus contactos en grupos de manera más rápida y efectiva que un correo tradicional.

Por otro lado, tus correos enviados no se convertirán en spam, ya que los correos que son enviados desde este tipo de cuentas no suelen clasificarse como tal, por lo tanto, te aseguras que tus mensajes siempre estarán en la bandeja de entrada de tus clientes y no se perderán en la carpeta de correo no deseado.

5. Mejora la gestión

Otra de las ventajas más importantes de un correo personalizado es que facilita la gestión, pues te permite ordenar tus contactos, crear listas y clasificarlas, para que al final puedas enviar el mismo correo a cada una. Además, facilita la comunicación entre empleados.

6. Olvídate de perder los correos por mala ortografía

Es muy común que tus clientes o proveedores se equivoquen cuando escriben tu correo electrónico o el correo electrónico de cualquiera de tus trabajadores; esto con un correo convencional significa que no te llegará ese correo.

Sin embargo, si configuras tu correo personalizado con la función catch all te llegaran todos los correos que tengan tú mismo dominio, aun cuando el nombre de usuario esté mal escrito, así garantizas que todos los correos te lleguen, siempre y cuando el nombre del dominio sea correcto.

Cómo hacerte de un correo electrónico personalizado

Ahora que estás consciente de la importancia de tener un correo electrónico personalizado es momento que crees el tuyo, aquí te damos algunos pasos y consejos para realizar esta tarea tan necesaria.

Lo primero que tienes que saber es que necesitas dos cosas antes de crear tu correo electrónico: un host y un dominio.

El primero se refiere a un servidor web que soporte varias cuentas de correo corporativo, recuerda que la idea es que cada departamento de tu negocio tenga la propia. Las empresas que se dedican al web hosting también pueden ofrecerte los servicios de email hosting, con un servicio de correo, para ti y tus empleados que coincida con su dominio web y en el que puedes guardar archivos.

El segundo se refiere a la segunda parte de tu correo, a lo que va después del @ y que puede ser el nombre de tu empresa, más una extensión que hace referencia al giro de tu negocio (.com, .edu, .net, .tv) o la geolocalización del mismo (.mx, .es, o .ar).

Antes de contratar el hosting tienes que asegurarte que el dominio que planeas usar está disponible. Una vez que compruebes que tu dominio no está siendo usado puedes contratar el host, que regularmente cobra una cuota anual y permite un cierto número de correos con determinado dominio.

Una opción más sencilla es crear tu correo electrónico a través de proveedores de servicio convencional, como Gmail o Outlook; con ellos también necesitas pagar una cuota, pero te ahorras el trabajo de buscar un host.

Esta opción te ofrece una ventaja extra, pues crear un correo corporativo desde cero te puede costar trabajo acoplarte a la interfaz, mientras que usando los servicios plus de los proveedores comerciales ya conoces la interfaz que tendrá tu correo.

Una vez que tengas configurado tu correo electrónico no olvides colocarlo en todos lados, como tarjetas de presentación, perfiles de redes sociales y publicidad digital e impresa. Recuerda la importancia de estar en comunicación con tus clientes, proveedores y empleados.

Cuéntanos, ¿ya cuentas con un correo electrónico personalizado para tu negocio o estás pensando en adquirir uno?